STREAMING NOW: Watch Now

La película de Pedro Pablo Kuczynski

Nota del editor: Mariano Schuster es periodista y editor. Jefe de redacción del diario español La Vanguardia y edit...

Posted: Mar 28, 2018 11:35 AM
Updated: Mar 28, 2018 11:35 AM

Nota del editor: Mariano Schuster es periodista y editor. Jefe de redacción del diario español La Vanguardia y editor en Nueva Sociedad, revista latinoamericana de ciencias sociales abierta a las corrientes de pensamiento progresista, que aboga por el desarrollo de la democracia política, económica y social en la región. Editor de la Nueva Revista Socialista. Columnista del suplemento de ideas del diario La Nación y colaborador de Panamá Revista. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

(CNN Español) - A Pedro Pablo Kuczynski Godard no le sirvió de nada su segundo apellido. Fue incapaz de realizar una toma cinematográfica para atrincherarse en su cargo. El ahora expresidente de Perú, apenas pudo hacer un discurso para anunciar su partida y mostrar su rostro adusto, reconociendo que ese era el final. Aunque por sus venas corre la sangre Godard, él no es como su primo, el cineasta Jean Luc. El final de su película no tuvo ninguna magia ni ninguna épica.

Kuczynski, el millonario que hizo carrera en el Banco Mundial y que amasó una fortuna con sus variadas empresas, resultó asediado por denuncias de corrupción. Manchó su imagen de “empresario impoluto”. Exterminó toda posibilidad de cambio. Y, aunque por el momento la justicia lo considera un testigo, podría engrosar la lista de presidentes que han terminado con problemas en los tribunales. En Perú parece haber una maldición que nunca acaba. La que involucra corrupción, poder económico, pactos espurios y posibles finales judiciales.

Un escándalo de presunta compra de votos a Kenji Fujimori acabó con Kuczynski. En diciembre intentaba salvarse de una votación para destituirlo. Lo consiguió una vez. Pero ya no pudo sostenerse. Kuczynski estaba cercado. La cuerda sobe la que se sostenía era tironeada por el caso Odebrecht. El indulto a Alberto Fujimori, el viejo autócrata, no le alcanzó. Perdió el apoyo de la izquierda antifujimorista que lo había elegido para evitar la llegada de la hija del dictador a la presidencia. Perdió la gobernabilidad que le otorgaba el fujimorismo –línea Keiko— que filtró los videos que exhibían a su gobierno negociando con Kenji. El gobierno, por supuesto, negó estar involucrado en la que sería una compra de votos. Antes de perder una votación sobre su continuidad, sacó los pies del barco y se hundió en el mar de la derrota asumida.

Su vicepresidente, Martín Vizcarra, apuró el trámite. Aunque algunos de sus compañeros le pidieron la renuncia por “lealtad a Kuczynski”, pudo más la ambición. Este hombre sin partido, considerado el creador del “milagro educativo” en Moquegua – una de las regiones más competitivas del país–, asume un poder que todavía no tiene. Lo hace afirmando, como todos, su deber con la patria. Lo hace ocultando, acaso, su vocación de mando. "Este punto final es el punto de partida de una nueva etapa, de refundación institucional del país en que la democracia y el respeto por el prójimo sean banderas; dejando de lado los intereses y apetitos personales y priorizando el bienestar de todos" – dijo en su discurso de toma de posesión, repitiendo palabras demasiado conocidas.

Mientras el carnaval de la política se reproduce, Keiko Fujimori sonríe. Aunque la suya es una media sonrisa. Acaba de arrojar al suelo a su hermano Kenji, mostrando sus posibles negocios con el gobierno de Kuczynski. Pero en el ring, ella también tiene heridas. Las que le propinó el empresario Marcelo Odebrecht, al acusarla de haber recibido dinero de la constructora que lleva su nombre – algo que ella asegura es falso—. Keiko quiere, sin embargo y a toda costa, alcanzar el poder. La acecha Odebrecht pero la impulsa la desmedida ambición. Su panorama está abierto. Aún con su historia de sangre, de corrupción y de políticas de ajuste a los más débiles, el fujimorismo resiste. En cada elección refleja un piso de votos del 25%. Keiko lo sabe y también lo utiliza: a su rehén, Kuczynski, lo hizo saltar por los aires.

Martín Vizcara, el hombre que lleva ahora la banda presidencial, vivirá en el insomnio. Debe conformar un gabinete abierto y de consenso. Es decir, no molestar demasiado a nadie. No agradar lo suficiente a ninguno. O todo eso a la vez. Pero el poder de Keiko Fujimori y Fuerza Popular acechan: el exvicepresidente y exembajador en Canadá podría ser solo un nuevo rehén de la hija de Alberto, el dictador indultado. Sobre él recaerán, además, las demandas de una ciudadanía harta y abatida.

Esa ciudadanía ha salido a la calle. El grito común es “Que se vayan todos”, una especie de lema que expresa la bronca y la angustia. Del dictador indultado de forma “humanitaria”, recuerdan la violencia indiscriminada, la corrupción y el patético autogolpe. De Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala les queda el regusto amargo del incumplimiento y corrupción.

La película de Pedro Pablo Kuczynski acabó mal. Terminó fuera del poder y con un pedido de la Fiscalía de que se le impida salir del país. ¿Terminará tras las rejas? El papa Francisco, que hace solo unos meses pisó suelo peruano en visita oficial, ya hizo la pregunta: “¿Qué le pasa al Perú que cada vez que sale un presidente va preso?”

El problema, más que la película de Kuczynski, es la novela del Perú. Esa novela trágica que, por lo menos desde 1990, se cocina con dinero sucio y pactos de espaldas a la ciudadanía. En otra novela, una verdaderamente literaria, Mario Vargas Llosa se preguntaba “en qué momento se había jodido el Perú”. Probablemente los ciudadanos lo sepan. Probablemente tengan algo que decir. Ojalá pudieran definir el momento de su final. El momento de empezar una nueva. Y mejor.

Mississippi Coronavirus Cases

Data is updated nightly.

Cases: 159036

Reported Deaths: 3879
CountyCasesDeaths
DeSoto10708104
Hinds10519205
Harrison7555113
Jackson6708128
Rankin6130112
Lee547697
Madison5202110
Forrest400187
Jones382189
Lauderdale3727147
Lafayette344057
Washington3367108
Lamar307550
Lowndes261167
Oktibbeha259962
Bolivar250185
Panola240253
Neshoba2311122
Marshall227151
Leflore213991
Monroe212278
Pontotoc211231
Lincoln200867
Sunflower195555
Warren184958
Tate184051
Union176826
Copiah172540
Pike168360
Pearl River163870
Yazoo162940
Scott162730
Itawamba162637
Alcorn160428
Coahoma157844
Prentiss156732
Simpson155153
Adams148352
Grenada147145
Leake143344
Holmes135761
Covington135541
Tippah132530
George131725
Winston131726
Hancock130942
Wayne124924
Attala124735
Marion124248
Tishomingo114844
Chickasaw112132
Newton112129
Tallahatchie100727
Clay97127
Clarke95653
Jasper88523
Stone83115
Calhoun81513
Walthall79930
Montgomery78826
Carroll76315
Smith75716
Lawrence75214
Yalobusha74428
Noxubee74217
Perry69326
Tunica63519
Greene63022
Jefferson Davis60217
Amite59315
Claiborne59316
Humphreys55719
Quitman5117
Benton50518
Kemper49318
Webster47914
Wilkinson41322
Jefferson38712
Franklin3726
Choctaw3697
Sharkey33117
Issaquena1234
Unassigned00

Alabama Coronavirus Cases

Cases: 260359

Reported Deaths: 3776
CountyCasesDeaths
Jefferson34716513
Mobile20452370
Madison14215153
Tuscaloosa13755173
Montgomery12731243
Shelby1110278
Baldwin9341137
Lee801566
Morgan722855
Etowah692170
Calhoun6809121
Marshall675058
Houston552739
DeKalb512940
Cullman480246
St. Clair460357
Limestone455046
Lauderdale443357
Elmore432567
Walker3861112
Talladega381157
Jackson361623
Colbert341546
Blount315845
Autauga289342
Franklin262634
Coffee257717
Dale244454
Dallas234932
Chilton233641
Covington232434
Russell23153
Escambia206932
Tallapoosa190291
Chambers187551
Clarke164120
Pike163814
Marion148236
Winston144725
Lawrence137336
Pickens129720
Geneva12818
Marengo126724
Bibb125238
Barbour121429
Butler120042
Randolph107022
Cherokee106724
Hale101432
Fayette99916
Clay94825
Washington93921
Henry8996
Monroe84611
Lowndes82629
Cleburne80714
Macon77122
Crenshaw73330
Conecuh72914
Lamar7258
Bullock70919
Perry6987
Wilcox65518
Sumter59522
Greene44518
Choctaw43519
Coosa3824
Out of AL00
Unassigned00
Tupelo
Overcast
44° wxIcon
Hi: 51° Lo: 32°
Feels Like: 42°
Columbus
Overcast
43° wxIcon
Hi: 50° Lo: 31°
Feels Like: 39°
Oxford
Overcast
41° wxIcon
Hi: 48° Lo: 30°
Feels Like: 36°
Starkville
Overcast
41° wxIcon
Hi: 50° Lo: 30°
Feels Like: 41°
WTVA Radar
WTVA Temperatures
WTVA Severe Weather