MSU's Andy Cannizaro resigns Full Story

Wall Street tuvo su peor día en lo que va de la presidencia de Trump

(CNNMoney) - Wall Street acaba de sufrir el peor día en la presidencia de Trump.El Dow cerró con una baja de...

Posted: Feb. 2, 2018 7:55 PM
Updated: Feb. 3, 2018 4:22 PM

(CNNMoney) - Wall Street acaba de sufrir el peor día en la presidencia de Trump.

Scroll for more content...

El Dow cerró con una baja de 666 puntos, o una caída de 2,5%, su mayor descenso porcentual desde la crisis del Brexit en junio de 2016 y el descenso más pronunciado desde la crisis financiera de 2008.

Un fuerte informe de empleo mostró que el crecimiento salarial finalmente está comenzando a recuperarse. Es una gran noticia para los trabajadores, pero reforzó la preocupación de los inversionistas sobre la inflación y el mercado de bonos.

"Se trata de las tasas. Los precios de los activos y la economía se han vuelto adictos a las tasas bajas", dijo Peter Boockvar, director de inversiones de Bleakley Financial Group. "El sentimiento se puso eufórico. Hay más espuma que hay que quitar".

La situación llevó al Dow muy por debajo de los 26.000 puntos. Tanto el Dow como el S&P 500 sufrieron sus mayores caídas semanales desde principios de 2016, aproximadamente el 4% cada uno.

La agitación política aumenta la incertidumbre. Los analistas del mercado señalaron el choque entre el gobierno Trump y el FBI como otra preocupación.

"Parece un desglose de las instituciones en nuestro país", dijo Ian Winer, jefe de acciones de Wedbush Securities. "No importa de qué lado estés, eso no es bueno".

Si bien el descenso en el Dow fue grande, palideció en comparación con los días aterradores de la crisis financiera. La caída del viernes fue del 2,5%. El Dow se desplomó casi un 8% en un solo día en octubre de 2008.

El mercado bursátil está mucho más tranquilo en estos días, gracias a una economía sólida, ganancias corporativas récord y el enorme recorte a los impuestos de las empresas promulgado por el presidente Trump y los republicanos en el Congreso.

Incluso con la depresión de esta semana, el S&P 500 está solo 3,9% por debajo de su máximo histórico.

Pero la tranquilidad que ha definido la sorprendente racha de Wall Street desde las elecciones ha sido perforada. El VIX, una medida de la volatilidad del mercado, se disparó un 55% esta semana.

El informe de empleos de enero no estabilizó el mercado. La economía agregó 200.000 empleos en enero, y los salarios crecieron al ritmo más rápido en ocho años.

Pero si los salarios crecen demasiado rápido, podrían quitarle un trozo a los márgenes de ganancias récord de las corporaciones.

La otra preocupación: el crecimiento salarial podría ser una señal de que la inflación, que ha sido misteriosamente baja durante años, puede aumentar. Eso obligaría a la Reserva Federal a elevar las tasas de interés más rápido de lo que los inversores podrían sentirse cómodos.

Esas preocupaciones están apareciendo en el mercado de bonos. El rendimiento del Tesoro a 10 años alcanzó un máximo de cuatro años de 2,85% el viernes. Fue alrededor del 2.4% al inicio del año.

Algunos inversores temen que las tasas suban lo suficiente como para desacelerar la economía al aumentar los costos de endeudamiento. También les preocupa que el mayor rendimiento de los bonos hará que las acciones parezcan menos atractivas en comparación.

Article Comments